jueves, 24 de diciembre de 2009

Lía

http://
"Lía con tu pelo un edredón de terciopelo que me pueda guarecer si meencuentra en cueros el amanecer."
Oigo esa vieja canción mientras fumo un cigarrillo y el deseo de ti se hace más fuerte. Deseo de sentir tus dedos enredados en mi pelo, tu aliento susurrando en mi oído y tu boca recorriendo el terciopelo de mi piel. Y que el amanecer te sorprenda acariciando mi melena

"Lía entre tus labios a los míos. Respirando en el vacío aprenderé como por la boca muere y mata el pez”
Ofréceme tus labios trémulos buscando los míos. Que tu boca se convierta en bocado de dioses. Que matar o morir entre tus besos me sea indiferente. Que mi respiración se acompase al placer de desaparecer entre tus dientes, de que el mundo deje de tener sentido si tu boca no muere por encontrar la mía.

"Lías telaraña que enmaraña mi razón. Que te quiero mucho y es sin ton ni son."
Sin ton ni son, sin motivo ni razón, sin preguntarme si lo que me ofreces es amor o placer. ¿Y qué me importa eso si el sentimiento rebosa por mis poros y mi cerebro se enreda en la telaraña de tu cuerpo desnudo cuando estoy en tu cama? Me basta con encontrarte a mi lado cuando estiro mi brazo, y que mi mano roce tu piel caliente y saberte dormido junto a mí.

"Lías cada día con el día posterior y entre día y día lía con tusbrazos un nudo de dos lazos que me ate a tu pecho, amor."
Y conviertes mi vida en una sucesión de tiempos infinitos donde no importa el tiempo. Y tu abrazo me ata a tu pecho, y tu lengua me hace irremediablemente tuya, y tus piernas se anudan alrededor de mis caderas formando lazos de caricias, de besos, de deseo que crece.

"Lía con tus besos la parte de mis sesos que manda en mi corazón."
Y mientras me pierdo irremisiblemente entre tus brazos, siento como son tus besos mi motor. Los que consiguen que mi cerebro se olvide del mundo exterior, que nada exista fuera de ti, que sólo viva para sentir esa corriente eléctrica que extiendes por mi cuerpo cada vez que esparces tus besos por mi piel, centímetro a centímetro sin olvidar ningún pliegue, deleitándose en cada recoveco.

"Lías tus miradas a mi falda por debajo de mi espalda, y digo yo, quemejor que el ojo pongas la intención."
Y por un momento viene el recuerdo fugaz de aquellos días en que me desnudabas sólo con la mirada, sin atreverte a traspasar la frontera de mi espalda nada más que con tus ojos negros. Y cómo yo, con mirada de colegiala traviesa dirigía tus dedos hacia los botones de mi camisa primero y después hasta la hebilla de mi cinturón.

"Líame a la pata de la cama, no te quedes con las ganas de saber cuanto amor nos cabe de una sola vez.”
Y cómo aquella tarde en que la casa se quedó para nosotros solos te llevé de la mano hasta mi habitación y después de retirar con un solo movimiento los peluches que cubrían la cama hice de guía para que tus manos descubrieran el tacto de mi piel, el mapa de mi cuerpo. Y tú, explorador osado caminaste por el valle de mi cuello, por los montes de mis pechos, vadeaste los pocos obstáculos que se interpusieron a tu paso hasta derramarte en mí cual río en la mar.

"Lías cigarrillos de cariño y sin papel para que los fume dentro de tu piel."
Quiero ser el mayor de tus vicios, la nicotina que tu piel ansíe cada mañana al despertar y cada noche antes de dormir. Ser el humo que se adapte a los contornos de tu cuerpo, que lo recorra hasta sus más profundos secretos, hasta la menor de sus imperfecciones. Y a la vez deseo que seas mi adicción más profunda, mi droga sin remedio.

"Lías la cruceta de esta pobre marioneta."
Sabes que puedes convertirme en una simple marioneta, mover cada uno de mis músculos con la simple caricia de tu voz; erizar el vello de mi cuerpo con el sólo roce de tus uñas; conseguir que me mueva al ritmo que marca tu cintura.

"Y entre lío y lío, lía con tus brazos un nudo de dos lazos que me atea tu pecho, amor. Lía con tus besos la parte de mis sesos que manda enmi corazón."
Quita el cigarrillo que cuelga de mis dedos, anuda tus brazos alrededor de mi cuerpo, mis piernas con las tuyas y no te líes más. Sólo hazme el amor.

7 comentarios:

Narci dijo...

Una delicia, Magda.
Está claro que tenemos los mismos gustos musicales, al menos en lo que se refiere a música española.

Un besazo y que tengas unas magníficas vacaciones dejándote liar de esa forma tan sensual y hermosa.

Un abrazo.
Narci

EMMuñoz dijo...

Con la sensualidad que a ti te gusta describir, has comentado la cancion Lia, de Ana y Victor.

Todo tu blog rebosa belleza y sentimientos muy bellos.

Felicitaciones, Magdalena.

Emilio.

El Drac dijo...

Preciosa invitación hacia la magia del amor que sabes dar y resuelves los enigmas que se me plantean cuando trato de agradar a una mujer, paso a paso; tanto que realmente me he quedado sobresaltado. Un besote, Felices Fiestas que de seguir así no dudo que lo sean.

josé javier dijo...

El amor puede ser también un comentario a la emoción, y una canción puede servir de envoltorio de la emoción propia; el único que la conserva a través de los años. Mucho mejor que un frigorífico. Y si no, no hay más que ver lo que escribes sobre ella, a partir de ella, alrededor de ella.

Yo dijo...

Gracias por comentar. Ojalá la sensualidad os envuelva en todos los campos de la vida durante este año.

Un abrazo
Magda

crazymouse dijo...

Dejando aparte que la canción me encanta - hace siglos que me encanta esta canción- y que Ana Belén es/fué la musa de todos los varones españoles de derechas que les ponen los cuernos a sus castas esposas- bueno, pues dejando esto aparte, digo que lo que tú escribiste, es tan bueno, que hasta un tipo semianalfabeto/sexual como yo, lo ha leido, y...qué quieres que te diga? Lo que pienso, no pasaría la censura, así que imagínatelo.

Magda dijo...

Jajajajajajajaja. Crazy, eres la leche.