miércoles, 2 de enero de 2013

No es tan fácil ...




No es tan fácil dibujar sonrisas en ojos vacíos, escribir poemas con alma mientras el mundo zozobra en la nada a tu alrededor, desear feliz año fingiendo esperanza con premeditación y alevosía, reír frente a una mesa repleta sabiéndote, a pesar de todo y de todos, tocado por los dioses…. de momento.

 No es tan fácil mirar a los ojos de los niños mientras les hablas de qué es importante (¿qué es importante?), escupir palabras tan solemnes, tan violadas que hoy parecen inmundicia, combatir sabiendo que la lucha es vana por perdida, recorrer la distancia que marca el diario quehacer cuando cada pisada pesa como un muerto.

No es tan fácil estar codo con codo con  hombres y mujeres abatidos antes de entrar en lucha, agotados en justas de resultado injusto, presentido, conocido antes de comenzar y guardar sin embargo un gramo de esperanza.

No es tan fácil cambiar el número del calendario, relevar a ese inocente “trece” de una maldición que le acompaña y que esta vez parece inevitable,  despojar de razón a aquellos agoreros que ven desgracias detrás de cada esquina, celebrar la entrada de este año que trocará en piltrafas lo poco que aún nos queda.

No es tan fácil escribir poesía hundido en la inmundicia, ni vivir rodeado de muertos que piensan que están vivos (¿estaré también muerta?), ni reír con las pequeñas cosas importantes antaño cuando el mundo se agrieta hasta resquebrajarse, cuando el volcán estalla y su escoria nos cubre hasta mimetizarnos, cuando la marea aun siendo verde o blanca se va volviendo gris y nos engulle.

No, hoy no es fácil vivir pero es obligatorio.

 

 

 

 

6 comentarios:

Narci M. Ventanas dijo...

Pues no, no es fácil, Magda, y tal como pintan las cosas, se volverá más difícil todavía, y no porque el 13 sea o no un número maldito, sino porque hay mucho maldito..., mucho maldito ladrón, mucho maldito tirano, mucho maldito inepto, etc, etc, etc...

Pero es cierto, hay que seguir viviendo y luchando, aunque sea con la palabra..., antes de que hasta eso nos falte.

Besos, y feliz 2013, si es que la felicidad es posible en alguna de sus facetas, en este mundo que se nos desmorona o que nos bombardean cada día.

maría m. sena santana dijo...

¡Un texto magistral,felicidades!

No querida Magda: No es fácil, pero para seguir viviendo es necesario continuar caminando, aunque de antemano sepamos que terminaremos 'reventando'.
¡No, no es nada fácil seguir caminando!
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Magda: en un Blog La Pagina de los Cuentos tema: La cosas son blancas o negras. Existen los Grises?
Escribiste:La vida está llena de colores, colores brillantes, o suaves, azules para pintar una mañana luminosa, ocres para un otoño melancólico, rojos para la pasión que despiertan unos labios... La vida no es blanca ni negra, los grises no me gustan aunque hay bellos días grises de lluvia para soñar detrás de mi ventana.
Estoy en todo de acuerdo con vos, sos de las pocas que piensan así, no se si seguirás pensando igual,pero aunque es del 2006 yo quiero valorarlo pues creo que lo de los grises, en el vivir es muy acomodaticio, poco jugado y lo practican personas grises, que se golpearon o las golpearon psicolog.
de niños y no tienen pasion, para ellos la vida tiene grises, son chatos. Bueno, gracias por un blog tan bueno como el tuyo y me alegra saber que existen personas no grises en el mundo. Si me queres escribir mi mail
es alciradana@gmail.com- abrazo.

Anónimo dijo...

Ahhh! Ademas ahora me hice fan de tu blog!!!!!Inteligentes ideas, muy bien escrito, aunque no soy escritora, pero me agrada la buena lectura alciradana@gmail.com- abrazo.

Indiasena dijo...

Hola Magda, pasaba por aquí, jajaja.
Vengo de vez en cuando para ver si me sorprendes con un nuevo escrito..Sabes que me encanta como lo haces. ¡Eres genial escribiendo! pero algo perezosa para con tu blog.
Un abrazo querida amiga.

Anónimo dijo...

Vaya pedazo de mierda de blog, eres muy grasiosa, me partí la berga leyendolo porque eres golda y en la foto tienes mas bigote que hitler