sábado, 12 de marzo de 2011

Te espero


Te espero

En la calma del mar que acaricia mi orilla,
en el bullicio del patio de un colegio,
en la luz que se cuela en mi cama al amanecer,
en el roce de la tiza en la pizarra,
en el banco de un parque bajo un sauce,
en el atasco de la gran ciudad.

Te espero

Garabateando letras en la pantalla virgen,
construyendo castillos en la arena,
dormitando en el sillón tras la ventana,
acariciada por la suave brisa,
musitando aquel son nunca olvidado,
con la sonrisa dibujada en los ojos, en los labios.

Espero

Que te hagas desear como el sol en otoño
calor de mediodía,
aspirar el aroma que disipa tu ausencia,
atarme a tu cintura,
susurros en mi oído,
descifrar mil secretos guardados en tu piel.

Te espero

Para que el mar se encrespe,
y enmudezcan los patios
y en rayos se conviertan dos cuerpos en la noche,
para que en la pizarra se consuma la tiza
el sauce nos encubra,
y que el mundo se pare sin saber el por qué.

5 comentarios:

mariarosa dijo...

Magda, Magda, que bien sabes dibujar el amor en tus versos.
Cariños.

mariarosa

medianoche dijo...

Qué maravilla de versos... todo es amor, me encanto tu blog.

Besos

Magda dijo...

Pasa un poco de la media noche, me asomo por aquí, abro el blog y me encuentro comentarios de dos de mis escritoras favoritas. ¡¡¡Que honor y que placer al mismo tiempo!!!

Abrazos

Delia (Maitri) dijo...

¿Porqué será que algunas mujeres siempre estamos "esperando"?. Y se nos pasa la vida mientras...Y es posible que no veamos a quien tenemos al lado...

Un abrazote lleno de cariño.

Magda dijo...

Delia, porque a lo mejor la ilusión está en la espera. Después ... todo es tan gris.